lunes, 23 de marzo de 2009

EL GRUPO CLARIN ES UNA BANDA QUE SE HA APODERADO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Por Martín García

En la Argentina, el Grupo Clarín controla todas las asociaciones empresarias ligadas a los medios de comunicación, en un gesto de liderazgo y autoritarismo corporativos.

Por ejemplo, controla ADEPA, la Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina que agrupa a los diarios de papel; ATA, la Asociación de Teledifusoras Argentinas que agrupa a los canales de TV de aire como el suyo, canal 13; controla la ATVC, la Asociación de Televisión por Cable (El Grupo Clarín formo Multicanal, y hace poco compro Cablevisión, en todo el país); controla ARPA, (la Asociación de Radios Privadas de Argentina).

Ha avanzado sobre las empresas Productoras de papel para imprimir diarios, que se agrupa en la Asociación de Fabricantes de Celulosa y papel y las que reúnen a los operadores y prestadores de conectividad en Internet, etc.

Es decir, Clarín maneja la institucionalidad empresaria de la corporación mediática.

La composición accionaria del grupo es así: 70,9% GC Dominio (Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magneto, Lucio Pagliaro y José Aranda); 9,2 % Goldman Sachs SA.; y el 20% en oferta pública en las bolsas de Bs. As. y Londres (desde 2007).

3 comentarios:

MONA dijo...

No me cabe duda del poder de esta concentración mediática. En vez de remar a favor del País en el que viven, se encargan de menospreciar al Gobierno y al Pueblo. Encima hay gente que les cree...
Cuando se dice que la Argentina “no tiene salida”, que “este País va a seguir siempre mal”, estamos influyendo en los otros, convenciéndolos (y convenciéndonos) para que se integren a esa
línea negativa del pensamiento.

El pesimismo es un sentimiento que provoca un efecto

devastador en las energías y acciones de las personas.

Cuando un periodista (o cualquiera de nosotros) porta frases de deseos, de esperanza o estímulo, refuerza esos aspectos deseables en la población que escucha. Y estoy convencida que hasta en los conflictos se pueden hallar esperanzas, confianzas, alegrías, para destacar… Asimismo, en este momento de pugnas y conflictos por la distribución de la riqueza, se hallan aspectos errados y apropiados de la acción gubernamental… Pero, hay muchas cosas buenas para analizar antes de adoptar posturas irreductibles… Sin embargo, los medios masivos de comunicación no las muestran ni investigan... muchas veces la gente se apropia de la pugna, en pos del rencor que la ha ganado, y no de razonamientos lo más abiertos y objetivos posibles...
Te saludo... muy bueno tu blog.

nanolefou dijo...

Un negocio asombroso y un poder colosal: aquellos que sobreviven todo avatar de la política, desde las dictaduras (a las que apoyaron) hasta los gobiernos democráticos conservadores o populares...¿habrá llegado la hora del grupo Clarín? Espero que me toque ver el final del monopolio

Martín LatinoameriKano dijo...

Bueno, lo de la concentración de Clarín es un revolver en la cabeza de la democracia como dijo D'Elía.

Hay una mediocracia (y lo de mediocracia parece, irónicamente, tener doble sentido) que, al estar concentrado el poder mediático, encima es casi una dictadura de los medios representantes del poder y el status quo de ése poder.

Lo que deseo de corazón es que, al menos por unos días la Ley de Radiodifusión sea verdad. Sería un sueño ver a Clarín de rodillas.

PD: Te olvidaste del fútbol, que lo maneja una mafia entre grupo Clarín y el delincuente de Don Julio.